miércoles, 14 de enero de 2009

Día 366. Un año de derribo.

Este diario ha cumplido un año, de 366 días ya que el pasado dos mil ocho era bisiesto y nos regaló un amanecer más, un año decía, un año contando como se transforma un lugar cargado de historia pero que necesita ser modificado en algo que pueda ser útil para la ciudad, especialmente para los vecinos del viejo Nervión, entre la Cruz del Campo y la Ronda del Tamarguillo, entre la Avenida de Andalucía y Marques de Pickman, y para toda la ciudad...
"Un año de este blog, que dure mucho más pero contando ya historias no de un derribo sino de un parque ya abierto que esperemos pronto visitar.Nunca hay suficientes árboles, por una ciudad verde." Juan, desde su Luz de Gas
Realmente cuando comenzó este diario fue cuando las máquinas - tan temidas en ocasiones, tan esperadas en otras - empezaron a trabajar. Pero todo había empezado antes, hubo una primera fase quitando los hierros de ventana y otras estructuras... y antes hubo más... luchas por el destino final de aquel solar, la divisón final de las parcelas, los pisos, las plantas de los edificios que se iban a construir, muchas reuniones, varios delegados de Nervión, varios delegados de urbanismo, tres mil firmas en el PGOU, los terrenos de Torreblanca para los presos en tercer grado, las luchas vecinales, la memoria histórica, los vecinos, los políticos, los miedos, los favores, el pasotismo, los viajes a Madrid, las miradas a otro lado, muchas cosas pero todo eso está empezando a pasar a segundo plano porque tenemos, y así se lo dije al actual delegado de Urbanismo, la capacidad de 'esperanzarnos' , que si no existe la palabra debería de existir...

"Si buscamos en el DRAE la palabra “diario”, encontramos, entre otros significados, el siguiente: “Relación histórica de lo que ha ido sucediendo por días, o día por día”. No muy lejos de este concepto, algo antes, podemos darnos de bruces con otra palabra, “derribo”: “Demolición de construcciones”. Si las unimos, para muchos de nosotros, internautas y blogueros, tienen un significado conjunto muy especial. Diario Derribo. No es un periódico gratuito. Ni siquiera un pasquín revolucionario o un folleto de propaganda. Es algo mucho mejor que todas esas cosas. Es un cuaderno de bitácora que apunta las modificaciones, movimientos, novedades, noticias e impresiones de un derribo ejecutado y un parque anunciado. Un álbum de fotos donde pegar el progreso de una obra cuyo final es el esperado por todos los vecinos del barrio y de Sevilla. Es un programa detallado donde seguir las evoluciones de una promesa y el avance de la luz de la esperanza. En ocasiones la Esperanza es lo único que nos queda y el pilar básico que nos sustenta. Se convierte en el rayo de luz filtrado entre la penumbra de un túnel cuyo final no se ve. Podríamos decir que esa luz llegó hace ya un tiempo a la Cárcel de La Ranilla. La Esperanza de recuperar un terreno para el disfrute y el esparcimiento de los vecinos de Nervión y la ciudad de Sevilla. Un parque. Un pulmón. Y precisamente de esto trata este diario. No es un blog, aunque pueda parecerlo. Es un Diario. El Diario de un Derribo que hoy cumple un año.
¿Qué es un año? Un año puede ser sólo un concepto o varios a la vez, dependiendo el punto de vista desde el que se mire. Un año es lo que tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor del Sol. Pero también son doce meses. O trescientos sesenta y cinco días. Pero un año también puede ser la mejor manera de darse cuenta que seguimos adelante. Como este Diario de un Derribo y la Esperanza de todos los que entramos en él de que, algún día, la promesa se cumpla, la realidad se haga patente, y Sevilla cuente con un nuevo espacio público, un nuevo parque y una nueva zona verde que aporte una nota de color más al tono gris del asfalto de la ciudad".Ramsés, el Aguaó de Sevilla

Durante aquellos primeros días de derribo la preocupación se centraba especialmente en nuestras palmeras, había quien las tenía contadas, era importante salvarlas para darle al futuro parque un caracter histórico y por que son seres vivos ¿no? así como conservar la entrada al recinto y darle su sitio al homenaje a los que allí estuvieron simplemente por pensar diferente de quien mandaba... por cierto que en el restaurado Cuartel del Carmen del Campo de los Mártires... allí también debieron dejar puesta una placa porque allí, allí si que se repartió leña de la buena.... pero eso eso otra historia...

Recuerdos de infancia, aquellos en los que en Madrid, el rosco de reyes lleva dos regalos: uno el premio, que aquel que lo encuentra, es coronado rey. El otro, una sencilla haba, que, curiosamente, siempre me tocaba a mí, y que entre risas, mi “yayo” me decía, “Manoliyo, hijo mío, a pagar otra vez…”que ¿a qué viene esto? Simple y llanamente, a una cosita: que a quien le ha tocado el haba del rosco (por cierto, auténtica, oiga usted), no quiere, no sólo plantarla, para que crezca el susodicho matorral, sino que, además, se quiere comer el rosco, y…. A otra cosa mariposa…Herodes, desde la calle anchalaferia
Actualmente estamos esperando concluya el derribo totalmente (salvando la parte de oficinas de la vieja prisión y la entrada) para que seguidamente comiencen las obras del parque y del centro cívico. Las obras de la futura sede ya han comenzado, escavando .... y sacando arena en camiones... siguiendo el rastro que van dejando llegaréis a la cárcel...


Cuando las obras están en construcción todo es caos e incertidumbre, aquí en mi ciudad pasa igual con las obras del MetroPlus, el tráfico es infernal, vías cerradas, desvíos y la polvareda que nos asfixia. Pero cuando ves la obra terminada no te lo puedes creer. Verás como tu hermosa Sevilla queda más linda aún cuando la obra esté lista, espero poder tomarme una foto parada allí muy pronto. Borrasca, desde el otro lado del Atlántico.
Queda mucho por hacer, no debemos bajar la guardia, aquí estaremos mientras el cuerpo aguante, además en este nuevo año (del derribo) que empezamos quiero acercar más las calles de esta zona de Sevilla a todos los que entráis a ver como va la obra (¿hay algo más nuestro que echar un ratito viendo cavar zanjas?) y de paso poner en conocimiento de todos (y de las autoridades además también vía la oficina del Distrito donde es posible presentar todo tipo de escritos) como son los pequeños arreglos del viario los que hacen más fácil la convivencia y el vivir en una ciudad, que no es lo mismo que residir en ella.
La creación de un nuevo Parque siempre es una gran noticia; mas aún, si éste se va a ubicar en una zona urbana ya colmatada y consolidada desde hace bastantes años (decenios...); mas aún si va a aliviar las necesidades de un barrio sin apenas espacios verdes; y si encima tiene la carga simbólica de ser el sustituto de un complejo con unas connotaciones tan negativas como una cárcel, la vieja cárcel de Sevilla, la Cárcel de la Ranilla, el valor del gesto adquiere un valor importantísimo.
Ahora lo importante es que finalmente se lleve a cabo y no quede, como tantos otros proyectos de la ciudad, en el molesto vado del olvido y la ignorancia; y, por supuesto, que el viejo Nervión tenga por fin ese pulmón verde que tanto le hace falta. Du Guesclin desde sus Sevillanadas
No quisiera terminar esta entrada sin poner en valor la importancia de las asociaciones de vecinos, de su fuerza como motor de una sociedad activa y plural. Por desgracia la mayoría de las que existen en nuestra ciudad están secuestradas por los intereses partidistas, hay para todos los gustos y colores, preñadas de subvenciones (necesarias pero nunca secuestradoras) y con personas dentro que siguen un plan diseñado para la colocación de piedras para unos y rampas de despegue para otros. Pero, como en la Galia tenían un pequeño poblado que no sucumbió al imperio, en Nervión tenemos a la Asociación de vecinos `La Concepción', formada por gente de toda ideología que ha hecho posible que el proyecto que finalmente veamos sea lo más parecido a lo que se exigió en la modificaciones del plan urbanístico, y sobretodo que los plazos sin límite no tiendan a infinito. Cuando el objetivo se tiene claro, y ese no es otro que la construcción del parque, se dejan en la puerta las ideas propias y se lucha por el bien común. Mucho que aprender tienen los políticos de Julián Martínez, Manolo Sánchez, Manolo Palma, Paco Gamboa, Paco Vilalta, etc.
Tu blog es el punto de referencia mas importante que tiene nuestra asociación. Me consta que los políticos están pendientes. Es también la "memoria historica" particular de nuestro barrio. Muchas gracias. Anímo a todos a participar en él (incluido yo). Julián, vecino del barrio 

Y lo que es este blog no hubiera sido posible tal y como lo veis sin la ayuda de los que me han enviado fotografías, recortes de prensa, etc. Gracias Julián, Manolo, Francisco, Sergio...
Y siempre lo digo, un blog de este tipo son sus comentaristas y sus aportaciones, de algunos habéis podido leer algunas palabras en esta entrada ya que han tenido el detalle de contarnos sus impresiones sobre el asunto que nos reúne y afecta. Gracias Glauca * El aguaó * El callejón del agua * Herodes de la bética * Luz de Gas * Du Guesclin * JIRP * Borrasca * María * Pedro Ojeda

Y naturalmente a todos los lectores, silenciosos o/y casuales.

Las fotografías son de A. Aranda, vecino del barrio

Entrada dedicada especialmente a mi familia que me permite 'gastar' parte del tiempo libre en estas ideas callejoneras..

5 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Gran aniversario y gracias por la labor que haces, te mereces lo mejor Antonio, también un precioso parque por donde pasar con toda la familia y los paisanos, para relajarte y disfrutar de la naturaleza.

Un abrazo

Anónimo dijo...

FELICIDADES A TOD@S LOS QUE HAN HECHO Y SIGUEN HACIENDO POSIBLE ESTA LUCHA CIUDADANA.
FELICIDADES A NUESTRO UBÉRRIMO AMIGO ANTONIO TAN CONSTANTE Y PACIENTE LUCHADOR.
FELICIDADES A LOS QUE NO ABANDONAN Y AL FINAL HACEN POSIBLE QUE LA REALIDAD SE CONVIERTA EN LO SOÑADO.
GRACIAS A TOD@S.
Paco Vilalta

aiNOha dijo...

Maravillosa entrada querido amigo. Le debo unas palabras al año de derribo, pronto cumpliré con ello ;)
Vivo cerquita y me llegó bastante que decidieran derribar de una vez por todas la dichosa carcel, ansiosa estoy ya de ver los cambios. Cada vez que paso por alli me acuerdo de ti jeje.

Un besito!

Herodes de la Bética dijo...

No hay manera mejor y más elegante que celebrar un año, dedicándoselo a aquellos que te rodean, y además, el permitirnos una pequeñita colaboración. Felicidades Antonio.Un fuerte abrazo.

El callejón de los negros dijo...

Gracias por vuestras palabras.

Me las llevo para este largo viaje.

Que en la mochila no pesan

y es más,

dan alas.



Antonio